lunes, 14 de junio de 2010

Pobreza en Retirada

Por: Julio Luque, Ingeniero
EL COMERCIO
14-06-10


Es una pena que el Marco Macroeconómico Multianual (MMM) 2011—2013 del Ministerio de Economía sea un documento tan profesional y técnico como tedioso, aburrido e ininteligible para el ciudadano de a pie. Digo que es una pena porque cuando uno ya está extenuado de tantas cifras y estadísticas se ve, en la página 44, que aparece la mejor noticia económica que se podría publicar sobre el Perú: en los últimos seis años, el ingreso promedio de los hogares peruanos creció nada menos que ¡38%!

Sería interesante conocer la opinión de aquellos que se han pasado todos estos años criticando las reformas y el modelo económico neoliberal. ¿Les parecerá poco un incremento de ingresos de los hogares de 38% cada 6 años? ¿Qué respuestas ensayarán para minimizar este logro? A ver, ensayemos como podrían desvirtuar la cifra.

Dirán primero que a este incremento de ingresos hay que descontarle la inflación, para ver el aumento en el poder adquisitivo, que es lo que realmente importa. Cierto. La inflación acumulada en el mismo período fue de 19%. Buen intento. Pero todavía se puede decir que el crecimiento de los ingresos duplicó el crecimiento de los precios. Demasiado bueno. Hay que seguir intentando.

Recurrirán entonces a la teoría del crecimiento desigual: este modelo hace más ricos a los ricos y más pobres a los pobres. Plancha quemada. Resulta que ha ocurrido todo lo contrario. Los ingresos del 20% de hogares más pobres se han incrementado 84%, mientras que los del 20% de hogares más ricos lo han hecho 18%. Observando el comportamiento de los 5 quintiles, se concluye que, mientras más pobre es un hogar, mayor es el crecimiento de sus ingresos en los últimos seis años.

Y ahora, ¿cómo seguir afirmando que el modelo no funciona, que las privatizaciones fueron un error, que los TLC nos empobrecen, que las rebajas de aranceles destruyen empleos? Será que ninguno ha llegado a la página 44 del MMM. No hay peor ciego que el que no quiere ver.