jueves, 25 de marzo de 2010

Acumular Reservas Internacionales

Por: Waldo Mendoza, Economista*
EL COMERCIO
25-03-10


Estamos en un nuevo ciclo expansivo. Según el Fondo Monetario Internacional, la economía peruana crecerá 6,25% este año y tendremos un importante ingreso de capitales.

Es un buen momento para que el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) acumule sostenidamente reservas internacionales. Las crisis externas de 1998-1999 y 2008-2009, así como el episodio del verano del 2006, muestran la importancia de tener muchas reservas.

En 1998, cuando la crisis rusa desencadenó una salida de capitales, el BCRP no contaba con suficientes reservas y tampoco hacía la política monetaria como hoy, fijando la tasa de interés. Entonces, se limitó a observar el trabajo que hacía el mercado: la salida de capitales produjo el derrumbe del crédito bancario y el salto del tipo de cambio y la tasa de interés. Como resultado, el crecimiento de 7 % en 1997 dio paso a una recesión en 1998.

Entre fines del 2005 y principios del 2006, cuando el candidato Ollanta Humala aparecía como puntero en las encuestas presidenciales, se produjo un miniataque especulativo, una elevación súbita de la demanda por dólares de parte del sector privado. El BCRP conjuró rápido el miniataque vendiendo unos US$1.000 millones. El tipo de cambio casi no se movió, pasaron las elecciones y el BCRP recompuso rápidamente su tenencia de reservas.

Por último, desde que explotó la última crisis internacional en octubre del 2008 hasta marzo del 2009, el BCRP vendió alrededor de US$7.000 millones, aparte de la venta de certificados de depósitos indexados al dólar. Esta inyección de dólares evitó un salto del tipo de cambio, permitió que el crédito bancario no se paralizara y evitó una caída del PBI.

Actualmente, la posición de cambio, los dólares que son del BCRP, suma US$25.000 millones, US$3.000 millones menos de lo que teníamos a mediados del 2008.

Ese nivel es modesto. En el Perú, los choques externos adversos, así como los eventos políticos desagradables para el mercado, pueden estar a la vuelta de la esquina.


(*) Jefe del Departamento de Economía de la PUCP