lunes, 5 de abril de 2010

Siete Razones por las que el Perú podría Crecer 7% este Año

Por: Hugo Santa María (*)
GESTION
05-04-10


A veces, parece que los analistas económicos somos criticones y pesimistas por naturaleza. A diferencia de los comentaristas de fútbol -que suelen hallar la esperanza en las actuaciones más desalentadoras- los economistas tendemos a dedicar más tiempo a encontrar el lado feo de las cosas y a explicar lo que no fue. Aprovechando la invitación de Gestión, quisiera utilizar esta primera columna para pensar positivamente y dar siete razones por las que el Perú podría crecer 7% este año y no 5%, que es lo que espera el consenso de analistas según la última encuesta del Banco Central.

1 Un crecimiento de 4% está asegurado. Esto por comparación con un año de bajo crecimiento como fue el 2009. Basta con que el nivel de producción del último trimestre del año pasado se mantenga durante todo el 2010, para que lleguemos a un crecimiento de 4%. Con algo más de esfuerzo y suerte nos acercaremos al 7%.

2 El plan anticrisis funciona un año después. El plan de emergencia frente a la crisis económica internacional se demoró en empezar, debido principalmente a los problemas de eficiencia propios de nuestro sector público. Sin embargo, este plan fue diseñado para un periodo de dos años, por lo que el dinero ya transferido en el 2009 está "en la línea de partida" y sería ejecutado a lo largo de este año.

3 El Perú se pone de moda. En las últimas semanas, en Apoyo Consultoría hemos tenido una frecuencia récord de visitas de potenciales inversionistas que vienen a explorar oportunidades en diversos sectores de la economía peruana. Tengo la impresión de que finalmente el Perú se da a conocer y se comienza a diferenciar como un destino preferido de inversión extranjera respecto de otros países de la región.

4 Las empresas mantienen el optimismo. A marzo, el 57% de las empresas clientes de Apoyo Consultoría planea aumentar el ritmo de ejecución de sus proyectos, y sus presupuestos de inversiones son mayores a los del 2009 en 16%, en promedio. Si bien este grupo no es una muestra representativa de todo el aparato productivo, su comportamiento lidera la inversión privada a nivel agregado, lo que anticiparía una fuerte reactivación de esta variable en este año. Este elevado optimismo por invertir también se ha visto reflejado en sus intenciones por aumentar contrataciones, lo que permite esperar un buen crecimiento del empleo durante la segunda mitad del año.

5 Las personas comienzan a gastar un poco más. En los primeros dos meses de este año se observó una fuerte recuperación de las importaciones y ventas de bienes de consumo duradero (vehículos y electrodomésticos). Así, por ejemplo, las importaciones de televisores crecieron 150% en el primer bimestre. Parte de este aumento se explicaría por el Mundial de Fútbol, pero la mayor porción es reflejo de una recuperación del consumo. Casos similares de importantes recuperaciones se observan también en la importación de refrigeradoras y ventas de vehículos ligeros que crecieron 47% y 37%, respectivamente, en el período señalado.

6 La política asusta un poco menos. Es natural que cualquier proceso electoral y de cambio de gobierno genere nerviosismo e incertidumbre. Pero en el Perú nos asustamos más de lo normal porque nuestro sistema político es también más desordenado e impredecible, lo que tiene el efecto de desacelerar las decisiones de inversión y compra. Pero ¿y si no es así esta vez?

7 No hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista. Durante toda nuestra historia republicana, los períodos de bonanza económica han sido cortados por gobiernos corruptos, políticas económicas y sociales absurdas, así como por fenómenos que escapan a nuestro control como crisis internacionales y desastres climáticos. Pero tal vez nuestra suerte ha comenzado a cambiar y efectivamente ahora nos encontramos en un punto de no retorno hacia un crecimiento estable en el futuro.

Si estas siete razones -o algunas de ellas- se concretan, el Perú se acercará al 7% de crecimiento este año. Eso nos permitirá empezar el siempre complicado año electoral con buen pie. A cruzar los dedos.

(*): Gerente de Estudios Económicos de Apoyo Consultoría.