martes, 25 de octubre de 2011

El Planeta vira hacia el Gas

Por: Álvaro Ríos Roca*
EL COMERCIO
25-10-11


Cada vez hay menos escépticos en torno a un cambio de paradigma relacionado con el desarrollo de gas no convencional y se prevé que el gas natural será el energético preferido del siglo XXI.

¿Por qué esta categórica afirmación? Primero por su abundancia. Las reservas probadas de gas convencional ascienden a 6.500 trillones de pies cúbicos (TPC), a lo cual se suman 30.000 TPC de gas no convencional técnicamente recuperable. Segundo, el gas natural es de lejos el más limpio de los combustibles fósiles y el de transición hacia otras energías sostenibles y limpias del futuro. Tercero, porque en varias partes del planeta, por su abundancia, resulta mucho más competitivo usar gas que otros alternativos fósiles.

Contar con abundante, limpio y competitivo gas natural en todo el mundo, está impulsando un muy vertiginoso desarrollo en tecnologías para almacenar, transportar, comercializar y usar el energético. La oferta competitiva existe, ahora los esfuerzos se trasladan a generar demanda a partir de desarrollos tradicionales y nuevas tecnologías en transporte y usos.

Repasando revistas técnicas y ‘journal’s’, es muy fácil evidenciar esfuerzos tecnológicos, científicos y prototipos a nivel global para mejorar costos y eficiencias en toda la cadena del gas natural. A continuación, solo algunos ejemplos.

Plantas de ciclo combinado que se perfeccionan y ya llegan al 63% de eficiencia. Enormes recursos en investigación tecnológica (principalmente en EE.UU.), para lograr la transformación de más vehículos a diésel y gasolina a gas y el desarrollo de vehículos híbridos (gas/electricidad). La investigación tecnológica para transformar unidades de transporte y maquinaria pesada a gas tiene notables avances y ya existen prototipos.

Hay progresos continuos en tecnología para llevar a la comercialización masiva el mini-LNG, LNG light, licuefacción flotante (FLNG) y regasificación flotante (FRGU), que permite llevar gas adonde los gasoductos no pueden llegar.

Así, pasamos de la leña al carbón y del carbón al petróleo, y ahora estamos fuertemente virando hacia el gas natural. El Perú no escapará a esta realidad, en especial por los abundantes recursos que tiene. Terminamos con una frase: El mundo se mueve con tecnología y no con ideología, como muchos piensan.

[*] Ingeniero, Socio Director de Gas Energy y DI International