miércoles, 25 de agosto de 2010

¿Qué diría Mao?

Por: Gustavo Yamada *
EL COMERCIO
25-08-10


El crecimiento acumulado de 8% en la economía peruana en el primer semestre y una mayoría de empleos adecuados en Lima, por primera vez en décadas, han sido muy buenas noticias la semana pasada. Sin embargo, nuestro desarrollo económico no se podrá sostener si es que la economía mundial no se termina de recuperar. En este sentido, mientras que los datos desde Estados Unidos son problemáticos, sembrando la posibilidad de una recaída y una zigzagueante recuperación en forma de W, la novedad más alentadora ha sido el fuerte crecimiento alemán, con un ritmo anualizado de 9%, no visto desde la reunificación de las Alemania.

La noticia es significativa si se considera que Alemania es la economía más grande de Europa (20% del PBI total) y que, a diferencia de EE.UU. y otras economías, ya está experimentando una reducción sostenida en su desempleo. ¿De dónde salió el impulso para el crecimiento alemán?

Hubo mayor demanda interna en mejoramiento y expansión de plantas y equipos pero, sobre todo, una creciente demanda externa de regiones emergentes, especialmente de China. ¿Qué producto alemán está consumiendo China con mayor rapidez? Nada menos que Mercedes Benz para los nuevos millonarios chinos: la exportación de estos lujosos autos a China se ha triplicado en los últimos meses ¿Qué diría Mao Tse Tung ante esta realidad impensable hasta hace poco?

La figura mítica de la revolución comunista más grande del mundo debe estar aterrorizada en su tumba, al constatar que la única forma que ha encontrado China para recuperar su sitial mundial es recurriendo al capitalismo, y vaya que lo está consiguiendo rápido.

Precisamente, gracias a sus extraordinarias tasas de crecimiento en las últimas tres décadas, China acaba de superar a Japón, convirtiéndose en la segunda economía más grande del mundo. De mantenerse las tendencias actuales, China sobrepasará a Estados Unidos en dos décadas más. La historia nos señala un dato muy revelador. No sería la primera vez que China ocupe ese sitial de poder en el mundo. De hecho, entre 1500 y 1850 China ya había sido la primera economía del mundo y nuevamente estaría recuperando este liderazgo a principios del tercer milenio.

[*] Profesor de la Universidad del Pacífico