viernes, 21 de mayo de 2010

La Nueva Clase del Medio

Por: Rolando Arellano, Dr. en Márketing*
EL COMERCIO
21-05-10


Hay momentos en que, para avanzar, las sociedades deben romper sus paradigmas, cambiar esas ideas que todos aceptan como verdades indiscutibles. Uno de ellos es el de la composición de la clase media.

Durante casi un siglo, los peruanos hemos visto a la clase media como el grupo que, con algo de dinero, es el guardián de la manera de vivir “correcta” de la sociedad. Este sería ese 15% de personas “B”, ubicadas entre las clases pobres (el 80% del país) y el 5% de las clases dominantes (clase alta o “A”), manteniendo el statu quo y defendiendo la moral y las buenas costumbres. Pero las cosas hoy no funcionan así.

En los últimos 40 años, mientras los más ricos perdían sus tierras con la reforma agraria y los empleados de clase media veían disminuir sus ingresos por la inflación, los pobres migrantes que llegaron a instalarse en la periferia de las ciudades crecían y se desarrollaban económica y socialmente. Hoy tienen mucha más riqueza de la que las formas de medir clásicas les asignan, y tienen mayor peso social que el que normalmente se supone. Son la nueva clase media. Hoy sus representantes no solo dirigen la pequeña y mediana empresa, la mayor fuerza laboral del país, sino que están también en la gran empresa, en las dirigencias políticas (basta ver a los congresistas, alcaldes y presidentes regionales) y también en la formación de movimientos culturales y artísticos.

Pero lo más importante es que esta nueva clase, muy fuerte demográfica, social y económicamente, no es más la guardiana de la cultura tradicional y del buen comportamiento clásico. Por el contrario, ella está creando sus propios criterios estéticos, culturales y económicos, que son muchas veces mal comprendidos por la sociedad tradicional.

El Perú está creciendo, pero por caminos que la sociedad tradicional no imaginó. Para aprovecharlo debemos buscar formas de entendimiento entre las clases medias clásicas y las nuevas —y cada vez más numerosas— clases del medio. Algo de eso está propuesto en mi nuevo libro “Al medio hay sitio, el crecimiento social según los estilos de vida”. Espero les parezca útil.

(*) Centrum Católica. Arellano Marketing, Investigación y Consultoría.