jueves, 29 de julio de 2010

2011-2015

Por: Waldo Mendoza Bellido, Economista
EL COMERCIO
29-07-10


En materia de políticas económicas importantes, el gobierno de García ya concluyó. Luego del mensaje presidencial de ayer, el interlocutor válido será quien nos gobierne en 2011-2015. Estas líneas son para ella (él).

Usted recibirá una economía con inflación baja, crecimiento entre los más altos en América Latina, reservas internacionales suficientes y, debido al crecimiento, índices de pobreza en caída. El contexto externo, las políticas macroeconómicas aplicadas y el modelo de desarrollo vigente explican estos buenos resultados.

Respecto al modelo (cuánto Estado y cuánto de mercado, cuánta protección arancelaria y cuánto de libre comercio, cuánta intervención en los precios), en América del Sur se pueden juntar los países en dos grupos: el grupo A (el Perú, Colombia, Chile y Brasil) y el grupo B (Venezuela, Argentina, Bolivia y Ecuador).

Mientras en el grupo B se la pasan “refundando” sus modelos de desarrollo, transitando, cada cierto tiempo, entre la extrema derecha y la extrema izquierda, y manteniéndose a la larga en el mismo sitio, García no tocó un pelo del modelo heredado de Toledo. Hizo bien en privilegiar el mercado externo como fuente de demanda y la inversión privada como principal fuente de oferta.

Pero hay un gran problema. Mientras la pobreza ha descendido, la desigualdad parece haberse agravado, como en Chile de los últimos años de Pinochet, o como en el Perú de los cincuenta y sesenta. El tema distributivo pone en peligro el modelo vigente.

Hay dos vías para enfrentar el problema. La vía boliviana que cambia el modelo de desarrollo para redistribuir mejor, y la vía chilena de fines de los noventa, que eleva los tributos para redistribuir mejor, sin cambiar el modelo de desarrollo.

A mí me gusta la vía chilena. Pero a su antecesor nunca le ha preocupado la presión tributaria, que bajó a la mitad en su primer gobierno y también bajó en su segundo gobierno.

Las opciones no son muchas: o desaparece las exoneraciones tributarias o modifica el esquema actual de tributación minera.

Menuda tarea que le espera.